No creerás como surgió el pambazo en nuestro país

Este mes patrio una tradición en las mesas mexicanas es encontrar antojitos, por ello no hay nada más placentero que un rico pambazo que, a simple vista, parece una torta; sin embargo, este es relleno con una mezcla de papas con chorizo y cubierto por una caldosa salsa de chiles guajillos que le alegra la vida a más de uno y aunque su relleno varía en cada región de México, lo cierto es que el origen del pambazo hace referencia a un pan liso muy parecido a la telera.

¿Sabías que el nombre de pambazo proviene del que originalmente realizaban llamado pan basso y fue producto de un antojo de Carlota esposa del archiduque austriaco Maximiliano?

El también llamado pan bajo virreinal es que una antigua leyenda cuenta que el platillo se originó en Orizaba, en manos del cocinero francés de Carlota y Maximiliano, ya que fue tanto el gusto de la emperatriz por el pico de Orizaba, que le pidió a su chef un platillo que simbolizará al famoso volcán Citlaltépec, recreando en el pan la punta del mismo, en su cuerpo las faldas montañosas y la harina que se vierte sobre él, la nieve que lo cubre.

En este lugar se rellenan con frijol, mayonesa, jamón, pollo deshebrado, chorizo, lechuga, cebolla y chile chipotle adobado; y que debido a su versatilidad permite comerlo relleno, ya sea de sabores dulces o salados, a cualquier hora del día.

Y ahora que ya sabes la historia de este rico antojito mexicano ¿con qué lo vas a preparar?